Cotiza

VENTAJAS DE TRABAJAR EN COWORKING

VENTAJAS DE TRABAJAR EN COWORKING

1. Espacio profesional a bajo precio. Es inevitable que esta sea la primera ventaja que se nos viene a la cabeza. Cuando eres un freelance o tienes una pequeña empresa con pocos empleados, tienes varias opciones: quedarte a trabajar en tu casa, alquilar un espacio o acudir a un centro de coworking. En el primer caso, el espacio no suele ser muy profesional, con los inconvenientes que ello acarrea; en el segundo, puedes llegar a disponer de un espacio profesional siempre y cuando destines recursos a la adecuación del mismo; y solo en el tercer caso te encontrarás con un espacio profesional desde el primer día sin tener que preocuparte de nada que tenga que ver con el mantenimiento del espacio. Y lo mejor de todo es una solución mucho más barata y flexible que alquilar una oficina.

2. Escalabilidad del espacio y de costes. En el caso de que dispongas de una startup o una pequeña empresa, te encontrarás con que un centro de coworking te ofrece, hasta cierto techo de crecimiento, una solución flexible si tu empresa va a ir creciendo en empleados o colaboradores. Así, podrás disponer de más o menos espacio, convirtiendo este coste, tradicionalmente fijo, en un coste variable en tu plan de negocio.

3. Flexibilidad. En los centros de coworking es posible adecuar el coste mensual del espacio  en base al tiempo que destinas a ser emprendedor. En los tiempos que corren, muchos de los emprendedores no pueden permitirse destinar el 100% de su tiempo a su proyecto y lo compaginan con otras actividades o trabajos por cuenta ajena; por eso no requieren una oficina a diario durante 8 horas. Los espacios de coworking suelen ofrecer en el 90% de los casos diferentes tarifas según el uso que vayas a dar al espacio: tarifas de media jornada, jornada completa, paquetes de horas semanales, con y sin sala de reuniones, e incluso horas sueltas en algunos casos.

4. Para gustos, los colores. Estamos asistiendo a un boom en la proliferación de estos espacios, sin embargo no todos son iguales. Los hay orientados a pequeñas empresas, a fomentar la creatividad, a dar apoyo al aspecto internacional del proyecto, del sector tecnológico, de andar por casa o de mayor solvencia… Lo que siempre se encuentra en todos ellos es una comunidad de coworkers con un fuerte espíritu de colaboración y ganas de trabajar de una manera diferente a como hasta ahora se ha venido trabajando, sobre todo en las grandes corporaciones.

5. Foco, mejor productividad y más disciplina. Trabajar desde casa es cómodo pero también es peligroso en el sentido de que no se separa la vida personal y profesional. Se trabaja mejor porque no hay distracciones como echar un ojo a las lentejas en el fuego o atender al fontanero mientras arregla la instalación del baño. Tampoco tienes que atender al mantenimiento de tu espacio de trabajo: Se acabó perder una mañana al teléfono esperando que el servicio técnico del ADSL te arregle la línea, hay otros que se ocupen de que encuentres un espacio en el que todo lo que tienes que hacer es trabajar. Además, se consigue un poco más de disciplina en cuanto a los horarios de trabajo, es más fácil lo de colgar el ordenador cuando sales del centro de coworking y no dedicarle más tiempo que el oportuno.

NOVEDADES

Alcaldía y Argos entregarán prolongación de la carrera 65 hasta la Circunvalar

La obra será entregada en próximos días, según el alcalde Alejandro Char. La vía contará

Cryogas abre su tercera planta en parque industrial Zilog en Galapa.

La instalación permitirá a la compañía suministrar gases industriales y medicinales a la región norte